Ningún otro supersport puede reclamar el Campeonato del Mundo de Superbikes como la Ninja ZX-10R puede.